La importancia de la alimentación en el proceso de aprendizaje

A través de los alimentos, las niñas y niños obtienen nutrientes que aportan energía que mantiene al cerebro en un estado óptimo para recibir información, procesarla y retenerla.

A través de los alimentos, las niñas y niños obtienen nutrientes que aportan energía que mantiene al cerebro en un estado óptimo para recibir información, procesarla y retenerla.

 

La alimentación juega un papel sumamente importante en el proceso de desarrollo de las niñas y niños, ya que comer sanamente y equilibrado influye en el desarrollo físico y mental, así como en la prevención de enfermedades.

 

¿Qué  relación existe  entre la alimentación y el rendimiento escolar de las niñas y niños? 

Por medio de los alimentos, se obtienen nutrientes que aportan energía para que el cerebro se mantenga activo y en el estado más óptimo para adquirir los conocimientos que se requieren. Se ha comprobado que hay alimentos con propiedades que favorecen el desarrollo intelectual y no solamente el físico, tales como el aguacate por su alto contenido de omega 3 que ayuda al déficit de atención e hiperactividad; los frutos secos que mejoran el desarrollo cognitivo y aportan energía; la zanahoria y el plátano que contienen vitamina B6 la cual mejora el rendimiento del cerebro, etc.. 

Esto beneficia el desempeño escolar de las niñas y niños ya que mejoran su concentración, obtienen mayor energía para propiciar la participación activa en sus  clases, y mantienen el cerebro en un estado óptimo para recibir información, procesarla y retenerla.

 

 

Alimentación nutritiva y saludable como parte de la dieta diaria

 

Es necesario concientizar al alumno acerca de la importancia de la alimentación y crearle hábitos para que consuman alimentos nutritivos y saludables en su dieta diaria. Aunque el principal ejemplo que tienen las niñas y niños está en casa con sus padres, los maestros también juegan un papel fundamental en el proceso nutricional de los alumnos ya que no no solo se ingieren alimentos en casa sino también en la escuela. Por ello,  deben compartirles esta valiosa información alimentaria  y reforzar las buenas prácticas tanto dentro como fuera de la escuela.  

La alimentación es la base de la salud de los seres humanos y como docente o padre de familia, puedes tomar en cuenta los siguientes nutrientes para ayudar a fortalecer y potenciar el rendimiento de tus niñas y niños en el proceso de aprendizaje:

  • Grasas saludables: el omega 3 y omega 6 son muy importantes para el desarrollo del cerebro en la etapa infantil. Se pueden obtener a través de alimentos como el pescado, aceites, y grasas saludables como el aguacate y los frutos secos.
  • Vitamina B:  favorece el correcto metabolismo de la energía y está disponible en alimentos como los cereales integrales, el huevo y los lácteos.
  • Hierro: contribuye en el desarrollo cognitivo, evitando el cansancio. Lo pueden encontrar en algunas carnes, pescados, huevo, así como  en legumbres y ciertas verduras.
  • Magnesio: es importante para la transmisión del impulso nervioso y la liberación de energía, disminuyendo la fatiga. Se encuentra en alimentos como verduras de hoja verde, cereales, lácteos, carne, pescados y mariscos.
  • Zinc: contribuye en la función cognitiva, en el metabolismo energético, en el sistema inmune y en el crecimiento de las niñas y niños. Se puede encontrar en  frutos secos, moluscos, carnes y huevos.

 

¿Y qué importancia tiene el consumo de agua?

 

Las funciones del agua en el cuerpo son muchas; regula la temperatura corporal, transporta nutrientes a las células, ayuda a la digestión de los alimentos y genera la sensación de hidratación. Su ausencia puede ocasionar cansancio, distracción, irritabilidad y resequedad en la piel, entre otras cosas. 

El agua es vital en el crecimiento de las niñas y niños y sumamente importante mantenerlos hidratados para así favorecer su concentración y rendimiento cerebral.  

De acuerdo con el Instituto Nacional de Pediatría de la Ciudad de México, infantes de un 1 mes a 1 año de edad deben tomar  de 0,6 a 1,0 litros de agua al día, de 4 a 8 años deben ingerir de 1,5 a 1,8 litros y mayores a 9 años pueden consumir hasta 2,5 litros por día.

Si desde pequeños ellos comprenden la importancia de la buena alimentación y se les inculcan  buenos hábitos alimenticios, continuarán con ese proceso a lo largo de su crecimiento, obteniendo estos beneficios durante todo su desarrollo. Por ello, es muy importante que conozcan los componentes y beneficios de los alimentos y el proceso que siguen en sus cuerpos. 

 

Bolo, videojuego sobre los componentes de los alimentos 

 

Bolo es un videojuego de TAK-TAK-TAK que  busca que las niñas y los niños se familiaricen con los grupos alimenticios más importantes como los carbohidratos, las proteínas y los lípidos, conociendo su composición química y su proceso y función dentro del organismo.

Con Bolo, las niñas y los niños aprenderán las características de las moléculas que conforman algunos alimentos y el camino que siguen al ingresar al cuerpo, así como su función dentro del organismo. 

El juego consiste en proporcionar energía a las células rompiendo macromoléculas y llevarlas al torrente sanguíneo para  transportarlas a las células; si las células mueren, habrá que reconstruirlas con proteínas.

Bolo, videojuego disponible en taktaktak.com

Bolo, videojuego disponible en taktaktak.com

 

 

 

Referencias:

[1] Rodriguez, P. (2020, 23 junio). Cómo ayuda la alimentación en el aprendizaje de los niños. Tiching. http://blog.tiching.com/alimentacion-en-el-aprendizaje-los-ninos/

[2] Gómez Benítez, E. (2017, 14 julio). Por qué es importante una buena alimentación para el rendimiento escolar. Redem. https://www.redem.org/por-que-es-importante-una-buena-alimentacion-para-el-rendimiento-escolar/

[3] Buena alimentación en niños refleja los hábitos familiares. (2020, 1 julio). El Universo. https://www.eluniverso.com/larevista/2020/06/01/nota/7857807/buena-alimentacion-ninos-refleja-habitos-familiares