¿Cómo fomentar la bondad en tus alumnos?

La amabilidad es una de las cualidades más importantes que permiten a las personas relacionarse con bondad, generosidad, consideración y respeto hacia los demás.

La amabilidad es una de las cualidades más importantes que permiten a las personas relacionarse con bondad, generosidad, consideración y respeto hacia los demás.

La educación es un proceso a través del cual se obtienen los conocimientos y los valores con los que los seres humanos se desarrollan a lo largo de sus vidas. Son los padres de familia y los docentes las principales figuras encargadas de enseñar y guiar a las niñas y niños, por lo que es importante que estos promotores de conocimiento encuentren un balance entre los aspectos académicos, integrales y sociales. De esta manera, lograrán transmitir a su niñas y niños conocimiento y valores, así como desarrollar buenos hábitos, habilidades, costumbres y maneras de actuar ante distintas circunstancias.

 

La bondad es una de las cualidades humanas más importantes que permiten a las personas relacionarse con amabilidad, generosidad, consideración y respeto hacia los demás. Al igual  que otros valores como honestidad, gratitud, empatía y tolerancia, la bondad permite a las niñas y niños conectar con otras personas y construir relaciones significativas.  Dentro de un salón de clases, la dinámica de trabajo entre estudiantes, así como entre estudiantes y docentes, se verá beneficiada con acciones bondadosas.

 

Si las niñas y niños aprenden desde temprana edad a tratar con respeto y generosidad a sus demás compañeros en el salón de clases, es posible que esos valores los usen en otros aspectos de su vida, permanentemente.

 

A continuación, te compartimos algunos consejos para fomentar la bondad con tus niñas y niños: 

 

Usa sus experiencias como ejemplos 

Las experiencias personales de las niñas y niños pueden ser un punto de partida para fomentar conversaciones en clase, promoviendo discusiones que sean de su interés y en las que se destaquen los actos amables que han realizado con otras personas o viceversa. Es decir, hacerlos conscientes sobre actos y demostraciones de bondad, y que ellos mismos compartan ideas sobre comportamientos y acciones que pueden ayudar a que la convivencia en clase sea segura y agradable para todos. 

 

 

Reconoce las acciones positivas

Como docente, intenta hacer notar, recordar y analizar actos positivos que se hayan dado dentro de la dinámica de clase, explicando cómo estas buenas acciones afectan positivamente al resto de los compañeros. 

Al enfatizar las contribuciones positivas de las niñas y niños, les mostrará de qué manera pueden ayudar a crear una cultura de bondad.

 

 

Promueve el trabajo en equipo 

Los trabajos en equipo son muy útiles para que las niñas y niños se ayuden entre sí y que trabajen respetuosamente los unos con los otros. Intenta realizarlos para que día con día practiquen su comportamiento amable. 

 

 

Elige literatura adecuada

Por otra parte, los libros infantiles vuelven a las niñas y niños partícipes de las historias, ya que al escucharlos o leerlos se pueden relacionar con los personajes y crear un juicio propio acerca de la historia. Busca libros de acuerdo a su edad que reflejan los valores deseados para comentarlos en clase y analizar cómo actúan los personajes ante distintas situaciones, permitiéndoles reflexionar si ellos actuarían de la misma forma o de otra.  

 

 

Pon atención a sus emociones

Si las niñas y los niños son conscientes de sus propias emociones, es mucho más probable que sean más conscientes de las emociones de otras personas; es decir, que sean empáticos y considerados con los demás.  Escucha a tus alumnos, entiende sus emociones y enséñales a hacerlo con ellos mismos o con sus compañeros. Una buena forma de lograrlo es realizar sesiones de respiraciones en las que tus niñas y niños se mantengan con los ojos cerrados, mientras una persona funge como guía para ayudarlos a visualizar cómo se van sintiendo mientras lo hacen.

 

 

Actuar con valores es esencial para cualquier ser humano en cualquier etapa de su vida, por lo que es importante inculcarlos desde temprana edad para formar una identidad íntegra en las personas. Estos valores y cualidades hacen que nos comportemos y actuemos de la mejor forma con uno mismo y los demás. Transmitirlos y enseñarlos no es una tarea fácil ya que se hace con base en actitudes, entendimiento, práctica y ejemplos, que las niñas y niños siguen principalmente de figuras significativas como sus padres, e incluso sus maestros.

 

 

Referencias:

Coulombe Zuccaro, E. M. (2021, 16 marzo). A Culture of Kindness in Early Childhood Classrooms. Edutopia. https://www.edutopia.org/article/culture-kindness-early-childhood-classrooms

Educar en valores. La bondad. (2016, 2 noviembre). GuiaInfantil.com. https://www.guiainfantil.com/1215/educar-en-valores-la-bondad.html